eslogan

Los 5 mejores consejos para diseñar un buen eslogan

Toda marca fuerte debe tener un eslogan que sea capaz de enganchar a su público objetivo, algo que es bastante complicado de conseguir. Sin embargo, existen ciertas pautas que nos pueden ayudar a ir por el buen camino en el proceso de diseño del eslogan. A continuación, os decimos cuáles son los 5 mejores consejos para diseñar un buen eslogan.

  1. No pienses en la competencia

Cuando queramos resaltar alguno de los atributos que tiene nuestra marca, nos tenemos que olvidar de la competencia porque eso desprende dos cosas: complejo de inferioridad y publicidad a tu rival de forma gratuita. Por ello, una marca puede destacar sus puntos fuertes, sin tener que hablar de la competencia en ningún momento.

  1. Directo al grano

Los eslóganes son buenos cuando dicen muchas cosas en una frase corta, de modo que no demos más detalles de los necesarios, sino que centrémonos en lo que realmente queremos inspirar o transmitir al receptor. De lo contrario, no centramos al público objetivo en el mensaje principal, lo que puede llevar a confundirle y a crearle una idea equivocada.

Por ello, intentad que el eslogan no tenga más de 5 frases y que tengan palabras que todos puedan comprender, huyendo de los tecnicismos.

  1. Potencia la marca

Los eslóganes ofrecen la posibilidad de darle un valor añadido a la marca, ya que un buen eslogan puede conseguir que una marca sea más notoria y sea más recordada. En este caso, podemos jugar con el nombre de la marca y el eslogan, de forma que construyan una rima o consigan hacer un juego de palabras.

No aconsejo que renunciéis a la posibilidad de conseguir un valor añadido para la marca gracias a la presencia de un buen eslogan.

  1. Resumen

Este consejo hace referencia a resumir en muy pocas palabras qué caracteriza a la marca o al producto en concreto. Uno de los ejemplos más comunes es el de “Das Auto” de Volkswagen, que significa “El coche”, queriendo expresar que no ha ninguno igual. Otros hacen referencia a un lugar, como hace Opel con “tecnología alemana”, para dar confianza a los consumidores de que están comprando un buen producto.

  1. Juega con los sentimientos

Una de las mejores técnicas para conseguir que un eslogan cale en el público objetivo es ponerse en la piel del mismo. De este modo, sabemos a qué sentimientos hemos de dirigirnos para conseguir que los consumidores se sientan identificados con la marca.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar: